El foco halógeno se jubila

El pasado jueves 1 de septiembre, los focos halógenos se apagaron. Estas fuentes de iluminación ya no se comercializarán en el mercado comunitario. La fecha elegida no es casual ya que el final de la comercialización de las denominadas hasta hoy “bombillas”, había sido dictaminado hace tiempo por la Unión Europea, dentro de su plan para mejorar la eficiencia energética en Europa.

Por tanto, desde el 1 de septiembre los fabricantes ya no aceptan pedidos, aunque las tiendas podrán seguir vendiendo sus existencias, hasta que se agoten. Según algunas estimaciones la mercancía que todavía queda disponible se liquidará en unos seis meses.

Fuente | El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *