¿Para qué sirven los Colegios Profesionales?

El origen de los Colegios Profesionales se remonta a la aparición de los Gremios en Europa, de los cuales derivan muchos de los beneficios sociales que se conocen en nuestra sociedad actual y que nos resultan tan cotidianos que pasan totalmente inadvertidos.

En estos tiempos, algunas voces han puesto en duda la utilidad de dichas corporaciones, a menudo percibidas prácticamente como meros instrumentos para defender los intereses de sus integrantes. Y hemos de reconocer que así ha sido en muchos casos.

Hace algunos meses, Carmen R. Carreño, Directora del Área de Gestión de Carreño, y Presidenta del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, asistió a un encuentro entre UPCAN, que aglutina a multitud de Colegios Profesionales, y una representación del Gobierno de Canarias, encabezada por el Presidente Fernando Clavijo. Dicho encuentro resultó de utilidad, y nos dejó el planteamiento que encabeza estas líneas.

El nuevo paradigma de los Colegios debe ser convertirse por encima de todo en entidades que sirvan a los intereses de la sociedad. Colectivos que protejan a los ciudadanos de las malas prácticas de sus propios “colegas”, y que apliquen sanciones con el máximo rigor y sin ningún tipo de paliativos a quién incumpla el código deontológico. Colegios que promuevan, potencien, y faciliten a sus colegiados la formación, continua y de calidad, para que se beneficien los usuarios de sus servicios. Representantes que verdaderamente defiendan el interés general ante las Administraciones Públicas. En definitiva, es tiempo para que los Colegios Profesionales demuestren a todos para que sirven, y de que son capaces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *